Era tan pobre tan pobre que solo tenía dinero.

Cuentos de vida > No es más rico el que más tiene sino el que menos necesita.

Era tan pobre tan pobre que solo tenía dinero.

 -Y por qué me haces esto, le dije

- Te hago qué

- Me maltratas de esa manera.

- No te entiendo.

- Sí, hay tanta gente mala a quien no castigas, que campa a sus anchas. Y yo, que me preocupo por los otros, que nunca piso a nadie, que trato de ser siempre un ejemplo de virtud. Por qué tengo tan mala suerte.

- Lo siento pero sigo sin entenderte.

- No tengo nada... soy tan pobre...

- Cuando dices nada, ¿te refieres a lo material?

- Sí.

- Te refieres a que es más rico el que más dinero tiene, el que daña, el que hace sufrir...

- No bueno, tampoco es eso...

- Quieres tener casas, dinero, chófer... a cambio de ser un necio. Porque eso es bien fácil.

- No a ese precio, claro.

- Conozco gente que perdió todo su dinero para encontrarse a sí mismo y te puedo asegurar que no ha echado de menos ni un céntimo. Es más se han dado cuenta de lo ciegos que estaban.

- Ya, tienes razón.

- No eres tú quien debería quejarse, sino más bien ellos.

- Lo sé, en realidad tengo todo lo que necesito.