La visita de la muerte

Cuentos de vida > Aquella mañana la muerte se dirigía a la ciudad a hacer su trabajo.

La visita de la muerte

La muerte se dirigía aquella mañana hacia una ciudad cuando un hombre le preguntó:

-¿Qué vas a hacer?

- Voy a llevarme a cien personas- respondió con su voz grave y pausada.

- Eso es horrible- dijo el hombre.

- Así tiene que ser- espetó la muerte-. Eso es lo que hago yo.

El hombre corrió para avisar a todos de los planes de la Parca.

El día pasó y llegó la noche. El mismo hombre se encontró de nuevo a la muerte:

- !Me dijiste que ibas a llevarte a cien personas! ¿Por qué han sido mil?

La muerte, sosegada como siempre, respondió:

- Yo he cumplido mi palabra. Sólo me he llevado a cien. El miedo se llevó a los demás.