Imagen Publicidad

¿Necesitas ayuda?

Consulta a nuestros expertos de Saberpsicologia.com, te ofreceremos atención personalizada y te ayudaremos a enfren-tarte a tus problemas

Parafilias sexuales

Glosario parafilias sexuales. Parte 1.

Breve glosario sobre parafilias sexuales.

Glosario parafilias sexuales. Parte 1.

Comparte este artículo:

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Google Compartir en Tuenti Compartir en Meneame

Abasiofilia: Consiste en la excitación sexual por personas minusválidas o con movilidad reducida.

Acrotomofilia: Sentir preferencia sexual por personas que tengan un miembro amputado.

Agalmatofilia: También denominada “pigmalionismo” , por ser Pigmalión el primer ser mitológico que se enamoró de una estatua que él mismo había esculpido. Es una parafilia poco común que consiste en la atracción sexual hacia estatuas o muñecas o maniquíes desnudos.

Autoasesinofilia: La persona que tiene esta parafilia fantasea o imagina con el asesinato de uno mismo.

Autonepiofilia: o “infantilismo patológico” obtienen placer sexual con el uso de pañales, biberones, chupetes, juguetes y todo lo relacionado con el mundo de los bebés. Les gusta sentirse indefensos y al cuidado de su pareja sexual, libre de responsabilidades.

Existen guarderías de adultos , en las que uno va y es tratado como un bebé.

Biastofilia: La base de la excitación radica en atacar, forcejear y/o asaltar violentamente a otra persona que opone resistencia.

Crematistofilia: Encontrar placer sexual al pagar por sexo. El placer no lo consiguen por el sexo pagado sino en el hecho de pagar. En los casos más graves también encuentran placer al saberse robados por su pareja sexual.

Coprofilia: Hallar placer en ver, manipular, embadurnar, olfatear o palpar las heces. La deglución de excrementos se denomina "coprofagia". 
Diaperismo: Las personas con esta parafilia obtienen placer sexual llevando pañales puestos a pesar de no tener ningún problema de eneuresis.

Efebofilia: Preferencia sexual que un adulto tiene por adolescentes.

Escatofilia telefónica: Excitación sexual por llamadas telefónicas insultantes o amenazantes a personas desconocidas o conocidas.

Estigmatofilia: Atracción sexual por tatuajes, cicatrices o piercing en el cuerpo de la pareja.

Exhibicionismo: Es una de las parafilias más frecuentes y constituye un delito. El trastorno es básicamente masculino, y quien lo sufre padece además un deterioro significativo en su vida.

El exhibicionismo es la exposición de los propios genitales en público ante personas desconocidas, a veces, el exhibicionista se masturba durante la exposición, o posteriormente cuando lo recuerda o imagina.

No suelen ser individuos peligrosos, ni intentan abusar de sus víctimas, al contrario la mayoría reaccionan de forma insegura y se dan a la fuga si su oferta es correspondida. Su deseo radica en sorprender a la víctima, provocando en ella reacciones de miedo, asco o curiosidad, lo que le da al exhibicionista una sensación de dominio. La reacción que más detestan es la de burla o indiferencia.

Suelen ser individuos tímidos y que no les es fácil relacionarse con mujeres. En algunos exhibicionistas el deseo ocurre cuando tienen crisis emocionales. Suelen mostrar una inteligencia normal y un nivel sociocultural también normal.

El inicio del trastorno suele ser antes de los 18 años, aunque no siempre es así, ya que puede comenzar más tarde.

En general, los exhibicionistas que son detenidos tienen menos de 40 años.

La mayoría de ellos son condenados solamente una vez, seguramente porque el proceso judicial parece tener efectos disuasorios para ellos.

 

Autora: Rosa María Miguel.