Soportar los golpes

Resiliencia > Resurgir de las cenizas, nadie está libre de desgracias, sin embargo algunos saben lidiar mejor con los problemas de la vida, todos debemos aprender de ellos

Soportar los golpes

La resiliencia es la capacidad que tienen los seres humanos de resistir a los impactos de la vida, protegiendo su integridad ante las fuertes presiones a los que les enfrenta el destino o sus semejantes.

“La resiliencia distingue dos componentes: la resistencia frente a la destrucción, es decir, la capacidad de proteger la propia integridad, bajo presión y, por otra parte, mas allá de la resistencia, la capacidad de forjar un comportamiento vital positivo pese a las circunstancias difíciles.” Vanistendael (1994).

“Luisa nació en Madrid en 1956 en una familia humilde, su madre no la esperaba y nunca la quiso. No tiene recuerdo de que en toda su infancia nadie la tratara con cariño, pero lo que sí recuerda son los golpes, no fue a escuela porque no la dejaron y aprendió desde muy pequeña lo que era trabajar duro. En estas circustancias no hubiera resultado extraño que Luisa hubiera sido una adulta destrozada por su pasado. Sin embargo no fue así, ahora es una esposa y madre ejemplar que se desvive por los suyos, de alguna manera ella siempre supo que no se merecía aquello, mantuvo su integridad, rehizo su vida y hoy es un ejemplo para todos.”

Un niño maltratado probablemente se convierta, con el tiempo, en un padre maltratador. Un resiliente no. Supera su herida, resurge de sus cenizas y consigue vivir a un nivel superior.

Es frecuente que la resiliencia se relacione con una alta capacidad intelectual, quizás porque la inteligencia ayude a superar los traumas de una manera más eficaz. Las personas resilientes utilizan el humor para luchar contra las aflicciones.

Tienen un sentimiento de control sobre las circustancias, asumen bien los cambios, adquieren un gran sentido del compromiso y entienden el sufrimiento como una parte más de la vida. Son más creativos y optimistas.

Sufrir un trauma modifica la vida de una persona. Pero tras el sufrimiento, existe la posibilidad de que el cambio sea positivo.

La sociedad debería fomentar la resiliencia y dejar de ver al ser humano como un ser vulnerable.

Somos más fuertes de lo que imaginamos.

Si eres un resiliente, escribenos tu experiencia y ayuda a personas que estén pasando un mal momento.

 

Referencias bibliográficas:

- Vera, B., Carbelo Baquero, B, Vecina, M.(2006) La experiencia traumática desde la psicología positiva: resiliencia y crecimiento postraumático. Papeles del Psicólogo, vol. 27

- Rosette Poletti y Barbara Dobbs. La resiliencia: el arte de resurgir a la vida. Editorial Lumen.

- Foto del ave fénix sacada de www.sanigalia.com.