Imagen Publicidad
Trastorno de estrés postraumático

Consejos básicos para superar un terremoto.

Qué debo hacer para superar el estrés después de un terremoto. En este artículo encontrarás algunos consejos.

Consejos básicos para superar un terremoto.

Comparte este artículo:

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Google Compartir en Tuenti Compartir en Meneame

Un terremoto puede trastornar su vida. No hay una solución sencilla para mejorar las cosas de inmediato. Pero hay medidas que pueden ayudarle a usted, a su familia y a su comunidad  a recuperarse.

  • Vuelva a la rutina normal tan pronto como le sea posible. Hagalo poco a poco, sin agobiarse.

  • Cuide su alimentación. Esté pendiente de no saltarse comidas o comer en exceso.

  • Haga ejercicio y mantengase activo.

  • Tomese tiempo para llorar si lo necesita. Para sentirse bien es necesario que aflore sus sentimientos, en lugar de esconderlos.

  • Ayude como voluntario a otras personas en su comunidad.

  • Acepte ayuda de familiares, amigos, compañeros de trabajo... Sería recomendable hacer un grupo de apoyo donde puedan reunirse a contar cómo se sienten y a darse apoyo mutuo. Averigüe si hay centros de apoyo local donde usted vive.

  • Encuentre algo positivo que pueda realizar. Done sangre o dinero para ayudar a las víctimas del ataque. Unase a las personas de su comunidad para enfrentar esta tragedia.

  • Es recomendable no ver noticias relacionadas con el terremoto, eso contribuye a la rumiación e intensificación de los síntomas asociados al trauma. Después de los ataques terroristas del 11 de septiembre en Nueva York se comprobó que la cantidad de tiempo empleada en ver la cobertura de la noticia en televisión agravaba los síntomas de los pacientes con estrés postraumático.

  • Evite el alcohol y el consumo de sustancias adictivas, solo lograrán complicar su recuperación.


Pida ayuda profesional si usted:

  • No puede cuidarse a usted mismo ni a sus hijos.

  • No puede realizar su trabajo.

  • Consume alcohol o drogas para olvidarse de sus problemas.

  • Siente los síntomas de estrés después de dos semanas.

  • Piensa en el suicidio.

Hay personas que tienen recursos emocionales y físicos adecuados para sobrellevar un desastre natural u otra experiencia traumática. Pero ,a veces, los problemas persisten y dificultan nuestra vida cotidiana. Por ejemplo, algunos pueden sentir un nerviosismo abrumador o una tristeza persistente que afecta negativamente el desempeño laboral y las relaciones interpersonales.

Las personas con reacciones prolongadas que afectan su funcionamiento diario deberían consultar a un profesional de la salud mental capacitado y con experiencia. El psicólogo le dotará de las estrategias necesarias para enfrentar el estrés extremo.

Autora: Rosa María Miguel.