Foros > Tu historia > Algún consejo no me vendría mal...


13-01-2016

Whitesilent

Verá (No sé si quien lleva esta página es una persona o varias, así que voy a hablar a un singular), tengo 18 años y soy alexitímico, autista y no tengo dinero para ir a un psicólogo. Desde pequeño mi familia me ha rechazado bastante, centrándose en mi hermana mayor que se ha llevado todos los aplausos, hasta el punto en el que no me han atendido durante diversos eventos "traumáticos". Soy incapaz de sentir nada al margen de la ira y la impotencia, de ahí las comillas, pero algunos de esos eventos son, por ejemplo, ver como un hombre caía desde un sexto piso sobre un coche, aterrizando a una distancia menor a dos metros de mi, y el más recientes, verme llevando el ataúd de una amiga el mismo día que había quedado con ella (Esto fué el 21 de diciembre de este último año). Identifico las emociones ajenas en base a reglas de tres, simplemente hago suposiciones de que, si alguien en una situación parecida me dijo que se sentía de X forma, asumo que la persona que me habla se siente de una forma similar. Las relaciones amorosas que he tenido se han visto desastradas por mi frialdad, ya que una persona que quiere que la quieran, no puede esperar demasiado "Amor" de mi, ya que no sé lo que es. Me he visto en situaciones muy turbias, me he visto envuelto sin comerlo ni beberlo en palizas, robos y demás, sin ser yo la victima, he probado sustancias estupefacientes variadas, por saber como sería ser una persona normal, pero todo esto queda ya en el pasado. A día de hoy ya estoy limpio, con mis estudios hechos (Dentro de lo necesario) y preparando unas oposiciones cercanas. Mi problema no viene de que no haya tenido infancia, sea un témpano, ni nada similar, no vengo a pedir que me enseñen a sentir o que me expliquen que se siente al querer... Todo eso ya lo tengo asumido y ya sé vivir con ello. El pasado es pasado, ha quedado atrás y a día de hoy soy una persona normal, al fin y al cabo como diría Ortega y Gasset, yo soy yo y mis circunstancias. El problema que tengo viene en dos partes: Pesadillas y sentimiento de vacío Empiezo con las pesadillas: Esto empezó con una mala ex, cuando estaba con ella me esmeraba por mantenerla feliz, pero ella era un tanto... Promiscua. Me fue infiel más de una vez y yo preferí hacer como que nada pasaba (Una actitud un tanto tonta por mi parte) y aquí empezaron las pesadillas. Todas las noches tenía sueños que me hacían retorcerme, despertarme a media noche pálido y sudoroso, preguntándome que había sido real y que no, queriendo evitar volver a caer dormido... Esto pasó al tiempo de dejar a es chica, pero han vuelto. Esta misma mañana me he levantado con ansiedad, he salido de mi casa como alma que lleva el diablo sin un rumbo claro. Fumo como un carretero para poder estar tranquilo. Prosigo con el sentimiento de vacío: Como ya he explicado, no siento nada. En cierto modo lo agradezco, porque quiero pensar que me sirve de coraza en algunas ocasiones me ha salvado la vida, pero últimamente no encuentro motivos para levantarme. Simplemente, no tengo ganas de vivir. Y no, no tengo intención de saltar de una azotea ni nada semejante, es más bien que me gustaría estar suspendido en un tanque de liquido amniótico, en el que se me suministrase lo necesario para vivir mediante un tubo, y ya salir dentro de cierto tiempo, es un algo extraño. Para finalizar, añadir uno de mis mayores quebraderos de cabeza. Mi instinto. Es como una segunda persona, que me dice que hacer que decir y que pensar, son esos impulsos subconscientes que (Supongo que todo el mundo tiene) me llevan a hacer unas u otras cosas, pero el problema es el enfrentamiento entre instinto y razón que se lleva a cabo a diario en mi mente, realmente es como discutir conmigo mismo en un bucle infinito, un juego absurdo al que solo aprendí a perder. Es algo extraño, de hecho, a ese "pasajero" lo suelo llamar Quebrantahuesos, se me hace más fácil aclarar todos esos pensamientos caóticos si a ese ser que me produce tantos problemas le doy un nombre propio, pese a saber que es simplemente una parte de mi mismo. Ya he intentado centrarme en lo que me gusta, mi música, mis dibujos y demás, pero últimamente solo me hace sentir peor, ya que nada me sale a derechas a causa de este estado de ánimo. Me resulta paradójico tener soluciones para todo el mundo, ser el paño de lagrimas de todos y el pilar en el que se sujetan para no ahogarse, y ser el único para el que no tengo soluciones. No pretendo que nadie me solucione la vida, simplemente que me den un par de consejos útiles, para poder sobrellevar todo esto con más facilidad. Lo único que quiero es poder vivir el presente tranquilo, y sé que ya es pedir demasiado. Un cordial saludo, WS. (He intentado hacer una pregunta, pero no me dejaba, así que lo dejo por aquí...)

03-02-2016

rosi

Hola. Me gustaría saber lo primero si te han diagnosticado alexitimia y autismo. No te puedo hacer un diagnóstico pero sí te diré lo que yo veo. Creo que sí tienes sentimientos y sí los entiendes, lo que ocurre es que ahora mismo te superan. Los síntomas que me cuentas estarían más encaminados a depresión y trastorno de estrés postraumático. Apatía muy característica de la depresión y las pesadillas del TEP. Lo primero para sentirte mejor es comprender qué te pasa. Y una cosa que ya veo clara es que tienes que dejar de pensar tanto. Haz ejercicio, vive la vida y permitete ser feliz. Creo que te exiges demasiado y eso está bien pero no hasta el punto de asfixiarte. Creo que eres muy inteligente y eso podría ayudarte a salir de esta situación, pero tienes que conocer mejor que es lo que te ocurre. Te aconsejo que leas los artículos de la depresión y el trastorno de estrés postraumático y los relaciones con tus síntomas. Hay una cosa que se llama disonancia cognitiva que ocurre cuando lo que piensas y lo que sientes es distinto. Para superarla hay que decidir o por los sentimientos o por los pensamientos y después se reconcilian y reman hacia el mismo lado. Es algo habitual pero muy estresante. Otra cosa importante es si lo que piensas, lo que sientes, lo que dices y lo que haces son lo mismo. Es interesante que hagas ese ejercicio en las distintas situaciones del día. Te pongo un ejemplo: cuando saliste con esa chica tus pensamientos te decían que siguieras pero tus sentimientos gritaban a voces que no te convenía, tu seguiste diciendo y actuando como tus pensamientos y al final los sentimientos tenían razón. Que no pasa nada estamos aquí para equivocarnos y aprender de los fallos. Cualquier cosa que necesites aclarar aquí nos tienes. Un saludo.

Pulicar nuevo tema Publicar respuesta Volver