Imagen Publicidad

¿Necesitas ayuda?

Consulta a nuestros expertos de Saberpsicologia.com, te ofreceremos atención personalizada y te ayudaremos a enfren-tarte a tus problemas

Agorafobia

Siento un odio recurrente por mi padre


Buenas noches y gracias por el espacio. Soy estudiante universitario de 23 años, y resulta que hace poco tiempo atrás he redescubierto (a través de sesiones a psicólogo y psiquiatra) un odio profundo y recurrente por mi padre.

Siempre he considerado que su falta de cariño, su desinterés, su agresividad y su carácter han sido funestos para mí y mis 2 hermanos, sin embargo ahora que soy mayor, lo he podido ratificar: mis sentimientos ahora son coherentes con la razón, y definitivamente le odio. 

Al mismo tiempo, cada vez que "discutía" con él, terminaba amenazándome (y constantemente castigando) con echarme de la casa, de dejarme botado sin terminar la carrera. Además, cada pelea con él significaba mucho desgaste para mí pues descargaba todo y me demostraba al mismo tiempo su odio hacia mí. 

Siempre ha sido además muy agresivo verbalmente y físicamente (hasta más allá de mi pubertad me golpeaba y muchas veces utilizaba objetos como correas). Hoy en día, vivo constantemente con un sentimiento de odio por él que no puedo controlar, que me impide estudiar y además que no puedo expresarle pues me desgasta mucho y pongo en riesgo mi carrera. Él no está en conocimiento de esto por lo mismo, y cuando le veo debo disimular. 

Lo bueno es que no vivo con él, y le veo un promedio de 5 días al mes (excepto en vacaciones, que es mucho más). Quisiera saber qué puedo hacer para poder olvidarme o aliviarme de este odio, o si hay alguna otra cosa que puedo hacer. Muchas gracias.


Respuesta:

El odio no te va a llevar a nada bueno y te va a hacer más daño a ti que a nadie. Pero supongo que eso ya lo sabes. Trata de sentir tristeza por él porque no ha sabido ser un buen padre y sobretodo el día de mañana, cuando tú seas padre, no repitas sus errores. 

Yo para esos casos de frustración te recomiendo que te compres un saco de boxeo y le golpees, pensando en eso que te daña, con todas tus fuerzas. Verás como el dolor disminuye y con él ese odio.

Tu padre seguro que te quiere y cree que con esa educación autoritaria hace lo mejor para ti. Intenta ver lo que te gusta de él y hazle ver con comprensión y cariño en lo que se equivoca.

Sigue con tus estudios que son tu futuro y no dejes que el odio te aleje de tu objetivo. Un saludo.

Anterior

 

Por favor, valora esta pregunta: