Los ciclos del sueño

Trastornos del sueño > En este artículo se detallas los estadios del sueño, así como algunos de los trastornos del sueño más comunes.

Los ciclos del sueño

Hay cuatro estadios del sueño. Cuando empezamos a dormir y cerramos los ojos aparecen las ondas alfa. Después hay una repentina transición al estadio 1 inicial del sueño, también conocido como sueño paradójico ya que tanto las ondas cerebrales, como los cambios anatómicos son similares a la vigilia.

Pasamos progresivamente del estadio 1 del sueño al estadio 2 que está marcado por dos ondas muy características: los complejos-k y los husos del sueño. Después pasamos al estadio 3 del sueño en el que se presentan de manera ocasional ondas delta. El estadio 4 del sueño se caracteriza por la predominancia de ondas delta.

Una vez acabado el estadio 4 del sueño pasamos al estadio 3, 2 hasta llegar otra vez al estadio 1 del sueño. Este estadio 1 no tiene que ver con el del inicio, ya que viene acompañado de movimientos oculares y pérdida de tono muscular. También se le conoce como sueño MOR. En este estadio hay más actividad cerebral, un aumento generalizado de la actividad del sistema nervioso autónomo, la contracción ocasional de las extremidades y algún grado de erección del clítoris y el pene (que nada tienen que ver con el contenido sexual del sueño).

Para que recordemos un sueño nos tenemos que despertar en la fase del sueño MOR. En este momento podríamos decir que hemos completado un ciclo de sueño, con una duración de 90 minutos. Si seguimos durmiendo volveríamos a recorrer todos los estadios hasta completar otro ciclo. A partir del segundo ciclo se invierte cada vez más tiempo en el estadio 1 y cada vez menos en los otros, especialmente el estadio 4.

Las personas que sufren narcolepsia entran directamente en el sueño MOR, eso les hace tener ataques de sueño repentinos y breves (10 o 15 minutos) durante el día. Aunque suelen dormir una hora más que la mayoría, al entrar directamente en estadio MOR, no descansan correctamente y eso hace que se puedan dormir conduciendo, en una conversación o en cualquier momento cotidiano del día.

Hay otro trastorno del sueño en el que los pacientes no paralizan su cuerpo durante el sueño MOR y el durmiente realiza todas las acciones sobre lo que está soñando llegando incluso a destrozar la habitación, colgarse de la lámpara y darse golpes contra todo lo que encuentra.

Otra experiencia muy común se llama parálisis del sueño o alucinación hipnagógica, cuando ocurre nos despertamos pero no nos podemos mover y vemos los sueños como algo real. Se cree que esto se produce al invadir el sueño MOR los límites de la vigilia. Y suele ser frecuente en periodos de estrés. Muchos pacientes me consultan sobre este fenómeno muy asustados, es importante que en ese momento nos demos cuenta de que es un sueño y no nos va a pasar nada. Si nos ponemos más nerviosos más difícil es salir de la situación de hecho si conseguimos relajarnos volvemos al sueño Mor o a la vigilia.

Autora: Rosa María Miguel.

Tags: