Cuentos de vida


Caminaba distraídamente por el camino y de pronto lo vio. Allí estaba el imponente espejo de mano, al costado del sendero, Como esperándolo. Se acercó, lo alzó y se miró en él.Cuentos de vida

Cuento sin U.

Caminaba distraídamente por el camino y de pronto lo vio. Allí estaba el imponente espejo de mano, al costado del sendero, Como esperándolo. Se acercó, lo alzó y se miró en él.


El maestro sufi contaba cuentos a sus alumnos todos los días, pero estos eran muy complicados y no podían entender las enrevesadas parábolas. Un alumno indignado le cuestiona por quéCuentos de vida

El maestro sufi

El maestro sufi contaba cuentos a sus alumnos todos los días, pero estos eran muy complicados y no podían entender las enrevesadas parábolas. Un alumno indignado le cuestiona por qué


Un famoso rabino reunía a todas las personas del pueblo que necesitaban de algo, que tenían deseos insatisfechos, una vez al año todos se reunían en el bosque para celebrar una ceremonia muy singuCuentos de vida

El fuego de los deseos

Un famoso rabino reunía a todas las personas del pueblo que necesitaban de algo, que tenían deseos insatisfechos, una vez al año todos se reunían en el bosque para celebrar una ceremonia muy singu


Esta es la historia de Juanito, un niño como cualquier otro...Cuentos de vida

Juanito y la personalidad.

Esta es la historia de Juanito, un niño como cualquier otro...


En la ciudad de los pozos, estos se desvivían por acaparar y acumular gran cantidad de objetos, cuando no cabían más cosas en ellos decidieron ensancharse para ampliar su capacidad.Cuentos de vida

La ciudad de los pozos

En la ciudad de los pozos, estos se desvivían por acaparar y acumular gran cantidad de objetos, cuando no cabían más cosas en ellos decidieron ensancharse para ampliar su capacidad.


Nuestros sueños son como semillas de los árboles, comienzan siendo muy pequeñas pero con el tiempo y el esfuerzo van creciendo, así como lo hacen nuestros sueñosCuentos de vida

Sueños de semilla

Nuestros sueños son como semillas de los árboles, comienzan siendo muy pequeñas pero con el tiempo y el esfuerzo van creciendo, así como lo hacen nuestros sueños


Cuando estamos enfermos nos cuidan, nos entienden. Pero cuando es el corazón el que se rompe, todos disimulan y nos sentimos solos, más solos que nunca. Porque hay algo peor que se te parta el alma.Cuentos de vida

Esclavo del amor

Cuando estamos enfermos nos cuidan, nos entienden. Pero cuando es el corazón el que se rompe, todos disimulan y nos sentimos solos, más solos que nunca. Porque hay algo peor que se te parta el alma.


Un hombre se enfrenta a toda clase de obstáculos que se le cruzan en el camino, uno tras otro los supera pero se pregunta por qué su camino es tan difícil, sus metas están muy cerca, pero muy lejoCuentos de vida

El camino tortuoso de la vida

Un hombre se enfrenta a toda clase de obstáculos que se le cruzan en el camino, uno tras otro los supera pero se pregunta por qué su camino es tan difícil, sus metas están muy cerca, pero muy lejo


Quizás la expectativa de felicidad instantánea que solemos endilgarle al vínculo de pareja, este deseo de exultancia, se deba a un estiramiento ilusorio del instante de enamoramiento.Cuentos de vida

La mirada del amor.

Quizás la expectativa de felicidad instantánea que solemos endilgarle al vínculo de pareja, este deseo de exultancia, se deba a un estiramiento ilusorio del instante de enamoramiento.


Durante la noche de un largo viaje en la India uno de los pasajeros se queja molesto de la sed que tiene, sus quejas son tan pesarosas y repetidas que impiden al resto del pasaje el poder dormir.Cuentos de vida

El viajero sediento

Durante la noche de un largo viaje en la India uno de los pasajeros se queja molesto de la sed que tiene, sus quejas son tan pesarosas y repetidas que impiden al resto del pasaje el poder dormir.


< Anterior 7 | 8 | 9 | 10 | 11 | 12 | 13 | 14 | 15 | Siguiente >

7 8 9 10 11 12 13 14 15

< Anterior Siguiente >