El desarrollo biológico del cerebro de los adolescentes

En este artículo veremos cómo se desarrolla el cerebro de un adolescente y cómo es su funcionamiento.

Si ya de por sí desentrañar la complejidad del funcionamiento del cerebro humano plantea una gran dificultad, estudiar el cerebro de los adolescentes plantea a los científicos un reto que llevará muchos años de investigación.

Aunque en principio parece que los adolescentes son una especie de pequeños adultos, los científicos especializados en la mente humana han descubierto que, durante esa etapa, el cerebro comienza una nueva fase de crecimiento. Esta fase se prolonga hasta los 25 años, momento en el que alcanza su completo desarrollo. Este descubrimiento puede ser útil a la hora de explicar algunos de los comportamientos y reacciones de los adolescentes que resultan difíciles de comprender por parte de los adultos.

Cada parte a su tiempo

Los estudios muestran que el cerebro de los adolescentes no se desarrolla de forma homogénea, sino que las partes posteriores se desarrollan antes que las frontales. Así, los lóbulos occipital, temporal y parietal se desarrollan antes que el lóbulo frontal, que es la parte que regula el juicio, la capacidad de planificar a largo plazo, el autocontrol y las emociones.


Los ciclos del sueño

En este artículo se detallas los estadios del sueño, así como algunos de los trastornos del sueño más comunes.

Hay cuatro estadios del sueño. Cuando empezamos a dormir y cerramos los ojos aparecen las ondas alfa. Después hay una repentina transición al estadio 1 inicial del sueño, también conocido como sueño paradójico ya que tanto las ondas cerebrales, como los cambios anatómicos son similares a la vigilia.

Pasamos progresivamente del estadio 1 del sueño al estadio 2 que está marcado por dos ondas muy características: los complejos-k y los husos del sueño. Después pasamos al estadio 3 del sueño en el que se presentan de manera ocasional ondas delta. El estadio 4 del sueño se caracteriza por la predominancia de ondas delta.

Una vez acabado el estadio 4 del sueño pasamos al estadio 3, 2 hasta llegar otra vez al estadio 1 del sueño. Este estadio 1 no tiene que ver con el del inicio, ya que viene acompañado de movimientos oculares y pérdida de tono muscular. También se le conoce como sueño MOR. En este estadio hay más actividad cerebral, un aumento generalizado de la actividad del sistema nervioso autónomo, la contracción ocasional de las extremidades y algún grado de erección del clítoris y el pene (que nada tienen que ver con el contenido sexual del sueño).

Sin apegos

Un hombre recibe una inesperada sorpresa en su casa cuando un desconocido llama a su puerta y le agasaja con muchos regalos.

Un día, un hombre de traje oscuro se plantó delantede una casa y tocó el timbre.

—Hola. ¿En qué puedo ayudarle? —dijo el morador de la casa después de abrir la puerta.

—¿Es usted el señor Adam Smith? —inquirió el hombre del traje.

—Sí.

—¡Enhorabuena! Tengo que darle una maravillosa noticia: nuestra empresa ha realizado un sorteo entre los habitantes de este barrio y ha sido agraciado coneste magnífico coche que tiene aquí delante —dijo el hombre con voz altisonante, apartándose para que se pudiese ver un flamante automóvil deportivo.


Mis silencios, son mi mejor tesoro

Cada uno de ellos está cargado de significados, de sentidos...

Cada uno de ellos está cargado de significados, de sentidos... cada uno de ellos envía un mensaje, bastante confuso lo reconozco para quien no me conozca o sólo me conozca superficialmente.

Cuando estoy enojada guardo silencio porque no quiero dañar con mis palabras lanzadas desde la ira, o simplemente me niego a rebajarme al nivel de insultar mezquinamente a otra persona (se lo merezca o no).

Cuando estoy cansada, el silencio impera porque necesito estar tranquila, recomponerme.

Cuando estoy con alguien muchas veces guardo silencio porque quiero disfrutar de esa persona, quiero disfrutar del momento. A veces es una forma de mostrar respeto a la persona con la que hablo, dejando de lado un cierto egoísmo que todos tenemos para dejar paso a esa persona con la que estoy.

Si las mujeres entendieran

Si las mujeres bajáramos un poquito la guardia, los reproches y tantos reclamos, si pudiéramos incrementar las sonrisas.

Si las mujeres entendieran… que los hombres también tienen miedos, pero sin tanto permiso para mostrarlos.

 

Que hay emoción en el ruido de un motor o en el grito de un gol.

Que valoran mucho más el exceso de sonrisas que tres kilos menos.

Lo abrumador de ser el sostén económico de una familia.


Las vueltas de la vida

Cuando pienses que la vida te va mal lee este mensaje.

El hijo que muchas veces no limpia su cuarto y se pasa el tiempo viendo la tele, significa que…

¡Está en casa!

El desorden que tengo que limpiar después de una fiesta, significa que…

¡Estuvimos rodeados de familiares o amigos!

Las ropas que están apretadas, significa que…

En casa siempre hay alguien esperandote

 ¿Qué sucede? No entiendo, solo sentí un dolor fuerte en la cabeza, mareos y ahora estoy tan confundido. ¿Qué pasa? porqué corre y llora mi mujer.

¿Qué sucede? No entiendo, solo sentí un dolor fuerte en la cabeza, mareos y ahora estoy tan confundido. ¿Qué pasa? porqué corre y llora mi mujer.

Dicen que he muerto, pero no, estoy aquí pero ellos no me ven y no puedo abrazarlos. Oh ya veo, están trasladando a alguien en una coche fúnebre, soy yo mismo, que extraño.

Veo a mi familia con gran dolor, todos lloran, pero yo solo veo, ya no siento dolor ni tristeza, es como ser un espectador. Pasan los días, mi familia regresa a casa sin mí, les dejo un gran vacío.

Alguien ocupa mi puesto de trabajo, todo vuelve a ser como antes, corren, atienden llamadas, hacen pagos, envían documentos, en fin es como si nunca hubiese faltado yo. ¡Qué bien!, algunos compañeros se acuerdan de mi a ratos y lamentan que ya no esté.

¿Por qué soy tan sensible al dolor?

El maestro le enseña a su discípulo una importante lección con respecto al dolor y el porqué unos son más sensibles a este que otros.

 Un anciano maestro hindú, cansado de las quejas de su discípulo, le mandó una mañana a por sal. Cuando hubo regresado, le ordenó echar un puñado de sal en un vaso de agua y que se lo bebiese todo.

- ¿Qué tal sabe? - le preguntó.

- ¡Muy fuerte! - respondió el joven.

El maestro sonrió y, acto seguido, le dijo que echase la misma cantidad de sal en el lago. Los dos caminaron en silencio hasta allí y el joven tiró la sal en el agua. El anciano, entonces, ordenó:

- Ahora bebe agua del lago.

Luchar contra la ira

El poderoso guerrero samurai se entrevista con el gran maestro y sabio Riokan, con duda fundamental: ¿Existe el cielo y el infierno en la Tierra?

Luchar contra la ira

El famoso soldado Noda había peleado en muchas y cruentas batallas. Estaba hastiado de la guerra, deprimido y descreído. Para buscar un nuevo sentido a su vida, acudió a visitar al maestro Riokan.

Cuando lo tuvo delante, le preguntó:

- ¿Existe realmente un cielo y un infierno?

- ¿Quién eres tú? - Le pregunto el maestro con gesto despectivo.

La envidia y el síndrome de Solomon

Formamos parte de una sociedad que tiende a condenar el talento y el éxito ajenos La envidia paraliza el progreso por el miedo que genera no encajar con la opinión de la mayoría.

En 1951, el reconocido psicólogo estadounidense Solomon Asch fue a un instituto para realizar una prueba de visión. Al menos eso es lo que les dijo a los 123 jóvenes voluntarios que participaron –sin saberlo– en un experimento sobre la conducta humana en un entorno social. El experimento era muy simple. En una clase de un colegio se juntó a un grupo de siete alumnos, los cuales estaban compinchados con Asch. Mientras, un octavo estudiante entraba en la sala creyendo que el resto de chavales participaban en la misma prueba de visión que él.

Haciéndose pasar por oculista, Asch les mostraba tres líneas verticales de diferentes longitudes, dibujadas junto a una cuarta línea. De izquierda a derecha, la primera y la cuarta medían exactamente lo mismo. Entonces Asch les pedía que dijesen en voz alta cuál de entre las tres líneas verticales era igual a la otra dibujada justo al lado. Y lo organizaba de tal manera que el alumno que hacía de cobaya del experimento siempre respondiera en último lugar, habiendo escuchado la opinión del resto de compañeros.

< Anterior 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8 | 9 | 10 | Siguiente >

3 4 5 6 7 8 9 10

< Anterior Siguiente >